CELOS ENTRE HERMANOS ¿CÓMO EVITARLOS? - Psicoabaco
16170
post-template-default,single,single-post,postid-16170,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

CELOS ENTRE HERMANOS ¿CÓMO EVITARLOS?

CELOS ENTRE HERMANOS ¿CÓMO EVITARLOS?

Queridos amigos hoy os vamos a hablar sobre un tema que es bastante recurrente y frecuente en consulta, y se trata de los celos entre los hermanos.

Los celos son una reacción emocional normal, que pueden presentar a veces los niños ante el nacimiento de un hermano, lo que les produce un estado afectivo pesimista, que se caracteriza por el miedo a perder o ver reducido, el cariño de sus padres.

 

Hoy os hablamos de algunas de las cosas que los padres podemos hacer para mitigar los posibles celos que pueden aparecer tras el nacimiento de un hermano.

  • Debemos dejar al niño expresar lo que siente aunque sea mediante el enfado o la rabieta, ya que contener esos sentimientos puede ser muy perjudicial para los niños.
  • Debemos evitar hacer comparaciones entre hermanos ya que cada uno tiene su cualidades y sus deficiencias, por lo que no es aconsejable tampoco hacer comentarios o tener actitudes que puedan promover la rivalidad entre los hermanos. Es por ello que debemos evitar comentarios del tipo: “tu hermano sí que es bueno”, “debes aprender de lo que hace tu hermano”, “tu hermano pequeño lo hace mejor que tú” etc.…
  • Es importante también anticipar los cambios, por ello no es recomendable variar la rutina del hermano mayor en el momento en el que nace el bebé. Para ello lo que vamos hacer es tener en cuenta esa llegada del bebé, e intentar tener una buena organización. Evitar cambiar rutinas o realizar cosas que sabemos que van a afectar al niño, como puede ser empezar la escuela infantil, cambiarlo de dormitorio, quitarle el chupete etc..
  • Es también bastante beneficioso promover una buena relación entre los hermanos. Para ello lo que podemos hacer es involucrar al hijo mayor en las actividades cotidianas del pequeño, como pueden ser el baño, la comida, o la hora del cambio. Es importante también, pedirle que ayude o nos acompañe a la hora de atender al bebé, así se irá acostumbrando a que él es el hermano mayor y adoptará ese papel.
  • Finalmente, hemos de intentar también no sobreproteger o mimar en exceso al niño o niña que pensamos que pueda estar mostrando celos. Debemos tener en cuenta que puede que esté pasando por un mal momento emocional, pero hemos de tener muy claras cuáles son las pautas educativas, y no permitir cosas que no debemos.

 

Esperamos que estos consejos os sean de utilidad y os animamos a llevarlos a la práctica si sospecháis que vuestro hijo/a va a presentar o presenta celos hacía su hermano/a. Muchas veces los celos terminan derivando en una rivalidad constante por parte de ambos hermanos, lo cual requiere de atención especial, ya que el comportamiento entre ellos empeora.

En cualquier caso, si los celos no mitigan, se acrecientan o incluso se mantienen a medida que los hermanos van creciendo, os aconsejamos que acudáis a algún especialista que os asesora sobre cómo afrontarlos.

 

Fdo. Pilar Muñoz Alarcón.

 

 


Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.