¿CÓMO PODEMOS MEJORAR LAS HABILIDADES SOCIALES EN NIÑOS? - Psicoabaco
16150
post-template-default,single,single-post,postid-16150,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿CÓMO PODEMOS MEJORAR LAS HABILIDADES SOCIALES EN NIÑOS?

¿CÓMO PODEMOS MEJORAR LAS HABILIDADES SOCIALES EN NIÑOS?

Las habilidades sociales son las capacidades que presentamos los seres humanos, para gestionar tanto las emociones, como la relación que mantenemos con su entorno y con el resto de personas. Nos encontramos muchas veces con niños que presentan dificultades en las habilidades sociales, y esto genera un gran daño emocional, tanto en el propio niño, como en los padres, así como dificultades para las relaciones con los otros.

 

Desde aquí os damos una serie de consejos que podrán mejorar las habilidades sociales en vuestros hijos:

 

  1. El primer consejo sería tener un conocimiento claro de las emociones y saber identificarlas, tanto en sí mismos, como en los demás. Para favorecer este conocimiento, podemos hacer cosas como leerles cuentos que hablen de emociones, juegos que tengan relación con emociones o incluso que contengan imágenes de rostros, expresando emociones o situaciones que puedan suceder en la vida real para que el niño las interprete.

 

  1. Otro consejo que no es la primera vez que os damos en este blog, es el de servir de modelo a nuestros hijos. No debemos cortarnos a la hora de hablar sobre nuestros sentimientos ya que de esa manera vamos a favorecer que el niño también sea capaz de hablar de sus propias emociones. Si el niño ve que los padres tienen un teatro de respeto hacia los sentimientos de los otros, probablemente él también los tenga.

 

 

  1. Por último decir que el mejor contexto para trabajar las habilidades sociales suelen ser las situaciones cotidianas, por lo que si en algún momento surge algún conflicto con nuestros hijos, lo mejor es trabajarlo “un situ”, no “a posteriori”. Para ello, debemos fomentar las relaciones con los iguales, pudiendo invitar a amigos a casa a jugar, a merendar, quedar con ellos en el parque, relacionarnos con sus padres etc… cuando surja alguna situación conflictiva en esos momentos; podemos hacer recapacitar al niño con respecto a lo que ha ocurrido, apártalo y preguntarle como cree que se ha podido sentir tu amigo ante ese insulto, que podría hacer para mejorar esa situación que se ha propiciado o valorar de que manera puede corregir este comportamiento, permitiéndole que sea el propio niño/a el que elija como puede cambiar o que debe hacer para remediar lo que ha pasado.

 

Con estos consejos podemos mejorar y favorecer las habilidades sociales, algo que va a permitir a nuestros hijos relacionarse de una forma adecuada, ser más resilientes, manejar su frustración y adaptarse a diferentes situaciones sociales que se le puedan presentar.

 

Fdo. Pilar Muñoz Alarcón.

 

 


Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.