¿QUÉ ES EL APEGO? - Psicoabaco
16338
post-template-default,single,single-post,postid-16338,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿QUÉ ES EL APEGO?

¿QUÉ ES EL APEGO?

Queridos lectores, hoy os vamos a hablar del apego, que es, cuantos tipos de apego existen, y porque es tan importante en los primeros años de vida.

La importancia de las experiencias tempranas en cuanto al cuidado y afecto que recibimos, marca nuestra forma de vincularnos con nuestros seres queridos y con los otros. El apego es por tanto el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres o cuidadores, y que le va a proporcionar la seguridad indispensable para un buen desarrollo de su personalidad.

La tesis fundamental de la teoría del apego es que el estado de seguridad, ansiedad o temor de un niño, es determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su principal figura de afecto, con la cual establece el vínculo.

 

La teoría del apego también se observa en otros mamíferos, y tiene las mismas consecuencias:  la proximidad de la madre como base para la protección y continuidad de la especie.

 

Con todo esto, según el experimento de la situación extraña llevado a cabo por Mary Ainsworth existían tres tipos de apego, el apego seguro, el apego inseguro y el apego ambivalente. Más tarde, Salomón y Mail describieron otro tipo de apego, el apego ambivalente.

 

Pero, ¿En qué consistía este experimento???. Ainsworth realizó el experimento en una pequeña habitación, con cristal univisión a fin de observar el comportamiento de bebes de entre un año y un año y medio, con sus madres y personas extrañas para ellos en 8 situaciones distintas: madre, bebé y experimentador; madre y bebé solos; persona desconocida que se una a la madre y al bebé; la madre deja al bebé y al extraño solos; la madre regresa y el extraño se va; la madre se va abandonando al bebé; vuelve el extraño; y finalmente la madre regresa y el extraño se va.

 

¿A que conclusiones llegó Ainsworth con este experimento?

 

Ainsworth descubrió tres tipos de apego:

 

  1. Apego seguro: los bebés se sentían seguros para explorar libremente durante los episodios de separación. Mostraban angustia cuando su madre se iba y reaccionaban con entusiasmo cuando ésta volvía.
  2. Apego inseguro o evitativo: Mostraban poca angustia ante la separación, y cuando la madre volvía, tendían a evitarla.
  3. Apego ambivalente: el bebé daba muestras de una gran angustia durante todo el proceso, especialmente durante la separación. Cuando la madre volvía, los bebés se mostraban angustiados y enfadados, debiéndose esto a que no habían desarrollado correctamente las habilidades emocionales necesarias, dado que no habían tenido expectativas de confianza ni acceso a los cuidadores.
  4. Apego desorganizado: el bebé no tiene una vinculación adecuada con sus padres o cuidadores, normalmente porque éstos son insensibles, descuidados, cometen abusos o negligencias de algún tipo en su forma extrema o simplemente son adultos que presentan respuestas que no siguen un patrón previsible o que son atemorizantes.

 

Los seres humanos, hemos nacido con una tendencia innata de apego a nuestras figuras cuidadoras, por lo que el apego por tanto, cobra una gran relevancia en la infancia ya que va a ser uno de los marcadores de una personalidad sana en la edad adulta.


Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.