¿SE DISTRAE TU HIJO/A A LA HORA DE HACER LOS DEBERES? - Psicoabaco
16290
post-template-default,single,single-post,postid-16290,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿SE DISTRAE TU HIJO/A A LA HORA DE HACER LOS DEBERES?

¿SE DISTRAE TU HIJO/A A LA HORA DE HACER LOS DEBERES?

Queridos lectores, hoy os vamos a hablar del hábito de estudio y de cómo podemos adquirirlo de forma adecuada. Hace algunas semanas, os hablábamos del debate que existe actualmente en la comunidad educativa, acerca de si es necesario mandar a los alumnos deberes para casa, o si por le contrario resulta más perjudicial que beneficioso.

Bueno pues hoy os vamos a hablar de cómo podemos instaurar un correcto hábito de estudio en aquellos casos en los que desde el colegio mandan deberes, y que papel jugamos los padres en ello.

 

El hábito de estudio, es un hábito imprescindible para conseguir un correcto desarrollo académico, y como cualquier otro hábito, consiste en la repetición de un mismo acto, a la misma hora, en el mismo sitio y de la misma manera.

 

Pues bien y como podemos llevar a cabo esto???

 

  • En el mismo sitio: los niños deben estudiar siempre en el mismo lugar, lejos de elementos distractores, es decir, no se puede estudiar en el salón, en sitios donde hay mucho ruido o donde cuesta concentrarse. Es importante buscar algún sitio de la casa que tenga luz natural, y que disponga de una mesa amplia y de una silla cómoda.
  • A la misma hora: es importante consensuar con el niño la hora de la tarde a la que se va a empezar a estudiar y a hacer deberes, teniendo en cuenta que le debe dar tiempo, tanto de desarrollar el trabajo académico, como de llevar a cabo todas las actividades extraescolares que tenga. Puede ser interesante, hacer con el niño un horario de tarde, donde se especifique la hora a la que se va a poner a estudiar, y donde se pueda ver de forma clara, los días que tiene actividades extraescolares y las horas que le ocupan, para que de esa forma el niño/a pueda estar más organizado, y sepa el tiempo del que dispone para hacer las tareas y estudiar.
  • De la misma manera: es importante que el niño aprenda a estudiar de forma adecuada, ya que cualquier mal hábito que se instale desde pequeño, va a ser más difícil de corregir posteriormente. Para ello es imprescindible que el niño esté atento y concentrado, y que se responsabilice de su propio estudio. Los padres podemos ayudarlos a organizarse, aunque el trabajo siempre debe corresponder a ellos.

 

 

 

 

Fdo. Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga, especialista en Psicología Infantil.


Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.