16 DE OCTUBRE, DÍA INTERNACIONAL DEL JEFE

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

16 DE OCTUBRE, DÍA INTERNACIONAL DEL JEFE.

Queridos lectores abaqueros y abaqueras que nos seguís y leéis fielmente nuestros artículos; resulta que buscando sobre que escribir para el día de hoy, me encontré por casualidad que el 16 de octubre se celebra el día del jefe, y yo como buena jefa de un equipo fantástico que tengo, me alegré bastante de saber que los jefes también tenemos un día conmemorativo.

Investigando descubrí que al parecer, este día surge tras el olvido de una secretaria, que estando a tope de trabajo, no felicitó a su jefe, que además era su padre, el día de su cumpleaños, por lo que para compensar dicho olvidó, decidió establecer como día del jefe el día siguiente, que era el 16 de octubre, registrando dicho día en la sede de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, y aprobando posteriormente el gobernador correspondiente su petición.

El día del jefe/a en EEUU busca incentivar a los jefes/as, recordarles que su equipo lo apoya y le agradece que le proporcione un trabajo. Cuando he leído esto, me he quedado muerta, porque en este país el ser autónomo, y por ende jefe/a, está absolutamente demonizado.  Es lo peor que te puede pasar, peor incluso que quedarse sin trabajo o que te roben el coche; y por supuesto la figura del jefe/a en España es la figura del apestado más absoluto, que no tiene derecho a nada y al que los trabajadores no tienen nada que agradecerle, al contrario tienen que reclamarle, considerando la mayoría de las veces que ellos tienen todos los derechos y ninguna obligación, algo que por supuesto está muy avalado y justificado por los diferentes gobiernos y sindicatos.

Pues bien el articulo de hoy va por ustedes, jefes y jefas valientes, capaces de montar un negocio y dirigir equipos humanos cada uno con sus diferentes psiques, gustos y ambiciones. Una empresa para un jefe/a por pequeña, mediana o grande que sea es como un hijo, un proyecto con el que se disfruta día a día, que te permite realizar tu trabajo y que te genera ingresos económicos; pero también es un proyecto que en ocasiones te genera, disgustos, quebraderos de cabeza y malas noches.

A pesar de ello pienso que ser jefe/a de alguna manera compensa, y al igual que los toreros, los “jefes” están hechos de una pasta especial. Ser jefe/a es algo que te tiene que motivar y para lo que hay que valer, sino difícilmente se puede llegar a ser un buen jefe/a o a mantener un negocio vivo.

Dicho esto, vamos al grano, ¿Qué características considero debe poseer una persona para ser un buen jefe/a?

  1. Ser buena persona. Difícilmente se puede ser buen jefe/a si no tienes empatía, si no eres capaz de ponerte en el lugar del otro, o si lo que buscas es hacer el mal.
  • Ser planificado y organizado. Una empresa, sea pequeña, mediana o grande, tiene que tener planificación. Dejar claro como hay que hacer las cosas, cuando, donde y porqué, es fundamental para liderar un equipo y que los trabajadores tengan claro como desempeñar su labor.
  • Ser honesto y legal. Cumplir con los derechos de los trabajadores, regirse por un convenio regulador y acatar la normativa del convenio, son características que deben poseer tanto una empresa como un jefe.
  • Generar confianza. A veces los trabajadores desconfían, piensan que sus jefes los engañan o se dejan llevar por comentarios tóxicos de otros compañer@s en su entorno laboral. Un buen jefe tiene la obligación de generar e inspirar confianza en su propio equipo, y por supuestos cortar y evitar cuanto antes los comentarios tóxicos hacía su persona o empresa. Mi experiencia es que cuanto antes se acabe con dimes y diretes y cuanto antes se despidan a los trabajadores tóxicos y que generan mal ambiente, mejor que mejor. 
  • Saber delegar. Los jefes deben rodearse de empleados de su confianza en los que poder delegar, ya que cuando la empresa tiene un crecimiento rápido es difícil poder acaparar todo, pudiendo esto afectar a la salud mental del jefe y perjudicar a la propia empresa, ya que se puede llegar a dar una imagen de desorganización y perder clientes.
  • Ser innovador en su sector, saber comunicar y transmitir a otros, son características que debe poseer un buen jefe para mantener a su equipo motivado.
  • Saber tomar decisiones firmes, ser un buen negociador y ser capaz de llegar a acuerdos positivos para todos en situaciones de conflicto, sería otra característica de ser un buen jefe/a.

Queridos jefes y jefas, no estáis solos, somos muchos los que sufrimos disfrutamos y amamos ser jefes/as, con todo lo que esto conlleva.

Y antes de acabar con el artículo lanzo una reflexión que me hago a mí misma en muchas ocasiones, a todos aquellos que continuamente se quejan de su situación laboral, que si están mal pagados, que si la empresa no los valora, que si trabajan en su empresa porque no tiene otra cosa mejor etc.. etc… 

¿No os interesaría despediros de forma voluntaria de vuestras empresas y poneros en el traje de jefe/a por un día?

Ahí lo dejo.

Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pilar.jpg

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.

Otros artículos: