¿CÓMO PODEMOS GESTIONAR LAS DIFICULTADES EMOCIONALES DE LOS NIÑOS Y/O NIÑAS CON SÍNDROME DE ASPERGER?

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿CÓMO PODEMOS GESTIONAR LAS DIFICULTADES EMOCIONALES DE LOS NIÑOS Y/O NIÑAS CON SÍNDROME DE ASPERGER?

El desarrollo emocional de los niños y/o niñas con síndrome de Asperger tiende a ir a un ritmo más lento, a menudo reaccionan de un modo más atípico, de niños mucho más pequeños, por ello hoy os dejamos algunas estrategias para trabajar autocontrol, ansiedad y frustración.

Autocontrol:

La mayoría de niños/as con síndrome de Asperger tienen problemas a la hora de entender los motivos y las intenciones de los demás. En situaciones menos estructuradas, tratar con otras personas les resulta muy estresante, pudiendo esta tensión, ser liberada en forma de explosiones de ira. Además, suelen querer tener amigos y/o amigas pero les cuesta mucho entablar o mantener una amistad, siendo las explosiones de rabia en ocasiones una reacción a las frustraciones y desilusiones que experimentan en este área.

Los alumnos y alumnas con Síndrome de Asperger necesitarán ayuda para reconocer cuándo esta empezando a enfadarse. Puede que las estrategias de autorrelajación le resulten beneficiosas. Además, es importante hablar con ellos después de cada incidente, centrándonos en identificar las fases iniciales del problema y buscar formas en las que la dificultad podía haber sido resulta o evitada.

Ansiedad:

Muchos presentan dificultad al identificar y expresar sus emociones, así como para identificar las expectativas y los motivos de los demás. Debido a su escasa empatía, las situaciones sociales pueden ser especialmente difíciles. Todo ello puede provocarles un elevado nivel de ansiedad.

Algunas ideas para trabajar y gestionar la ansiedad pueden ser:

  • Intentar proporcionar al niño o niña una rutina cotidiana consistente. La predictibilidad y la estabilidad en el entorno son muy beneficiosas para los niños y niñas con síndrome de Asperger. Puede ser necesario respaldar la explicación verbal con material visual, introduciendo cuidadosamente las actividades nuevas.
  • Enseñar técnicas para aliviar o controlar la ansiedad: respiración, relajación…

Frustración y cambio de humor:

Algunos niños y niñas con síndrome de Asperger muestran unos niveles de frustración anormalmente altos debido a su incapacidad para expresar los sentimientos de modo adecuado o para entender las situaciones sociales cotidianas. Algunos son muy proclives a los cambios de humor que pueden estar relacionados con pensamientos o comportamientos obsesivos o que pueden ser ocasionados por experiencias sensoriales externas, como el ruido o la luz.

Para gestionar estas dificultades debemos:

  • Intentar desarrollar el vocabulario emocional del niño y/o niño, ayudándoles a interpretar sus sentimientos y darles un nombre. De esta forma, acumularán una memoria de experiencias emocionales y desarrollará un concepto amplio de lo que conduce a cada emoción y sentimiento que implica.
  • No debemos esperar que sean capaces de compartir espontáneamente sus sentimientos. Por ello, es importante asegurarse de que sepa a quién puede acudir cuando necesite ayuda.

RESEÑA BIBLIOGRÁFICA: Martos, J., Ayuda, R., Freire, S., González, A., Llorente, M. (2006). El Síndrome de Asperger: Otra Forma de Aprender. España: Conserjería de Educación. Comunidad de Madrid. ISBN: 8445129112.

Sobre la autora:

Elizabeth Torres Muñoz.

 

-Graduada en Psicología 

– Máster en Necesidades Educativas Especiales

– Máster en Atención Temprana.

Otros artículos: