LA IMPORTANCIA DE LAS FUNCIONES EJECUTIVAS PARA AFRONTAR CON ÉXITO EL CURSO.

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Estimados lectores, hace unos días hablábamos de lo importante que es poseer unas correctas técnicas de estudio para desarrollar de forma adecuada un buen curso académico, habiendo realizado por primera vez este año durante el mes de julio, un curso de habilidades académicas y técnicas de estudio en nuestro centro con enorme éxito. 

Pues bien, además de esto, es muy importante también casi más que el nivel intelectual, poseer unas correctas funciones ejecutivas que nos ayuden a canalizar, regular y guiar nuestro comportamiento.

Se habla mucho últimamente de las funciones ejecutivas, pero no todos saben a que nos referimos cuando los psicólogos o neuropsicólogos las nombramos. Pues bien, hoy intentaremos aclararlo todo.

Hablamos de funciones ejecutivas cuando nos referimos a los procesos cognitivos que orquestan u organizan las ideas, movimientos o acciones relativamente simples en comportamientos complejos y dirigidos hacia un fin (F.Mateo)[1]

También se pueden definir como: actividades mentales complejas y necesarias para planificar, organizar, guiar, revisar, regularizar y evaluar el comportamiento necesario para alcanzar metas. (J. Bauermeister)[2].

Otra definición conocida es la de Dawson y Guare[3], siendo esta particularmente la definición que más me gusta, ya que las describen como procesos que ayudan a la gente a decidir a qué actividades o tareas poner atención y cuál de éstas elegir. Podríamos decir entonces que este concepto reúne un conjunto de habilidades cognitivas, afectivas y comportamentales que acaban siendo una especie de director de orquesta que guía nuestras acciones. 

Pues bien, ¿qué podemos hacer con nuestros hijos/alumnos para ayudarlos a mejorar sus funciones ejecutivas?

A continuación os recomendamos una serie de ejercicios y juegos con los que trabajar todos estos aspectos:

  • Respuesta Inhibitoria: hablamos de la capacidad de pensar antes de actuar. Podemos entrenarla mediante juegos como simón dice, tareas go no go, dar palmada cuando yo de un zapatazo o al contrario etc….
  • Memoria de trabajo: es la que nos permite el aprendizaje y es la habilidad para mantener información en la memoria mientras se realizan tareas complejas. Podemos trabajarla recordando por ejemplo series de dígitos, o recordando fotos de objetos, listas de nombres etc…
  • Atención sostenida: Capacidad de mantener la atención aunque existan elementos distractores o tengamos fatiga o aburrimiento. Podemos trabajarla por ejemplo haciendo ejercicios de búsqueda de estímulos visuales, sopas de

letras, sudokus pero ir incrementando la dificultad añadiendo estímulos como música a la vez que hacemos el ejercicio o controlando el tiempo que tardamos, intentando realizar los ejercicios cada vez en menos tiempo.

  • Planificación y organización: capacidad de planificar una serie de pasos para conseguir un objetivo y mantener ordenada la información. Para trabajar esta habilidad, podemos usar juegos como por ejemplo camelot, rush hours, torres de hanoi… o incluso entrenarla con actividades cotidianas como puede ser hacer listas de pasos cuando vamos a llevar a cabo una acción.
  • Manejo del tiempo: Capacidad para calcular el tiempo que nos lleva realizar cualquier tipo de acción y poder ceñirnos a ese tiempo. De todas las capacidades relacionadas con las funciones ejecutivas, esta particularmente es la que a mí más trabajo me cuesta. Para poder trabajar esta habilidad con nuestros niños, os recomiendo comprar un reloj temporizador, a través del cual los peques puedan ver de forma fácil el paso del tiempo e ir calculando con ellos el tiempo que les va a llevar realizar cada cosa. Por ejemplo: para vestirnos usamos una lista de pasos, donde especificamos cada una de las acciones que debemos hacer, y el tiempo que vamos a tardar en realizarlas. Con idea de que el niño se acostumbre a hacer las cosas dentro de ese tiempo que hemos planteado.

Si somos capaces de desarrollar de forma adecuada estas habilidades, tenemos garantizado el curso escolar, ya que como hemos comentado anteriormente, a la hora de sacar el curso con buenas notas, valen más unas buenas funciones ejecutivas, que tener un cociente intelectual muy alto.


Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pilar.jpg

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.

Otros artículos: