LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE CORPORAL

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE CORPORAL

El uso de la mascarilla es uno de los nuevos hábitos que los niños/as tienen en este nuevo curso. Aunque ya estamos acostumbrados y no supone una dificultad para hablar y mantener conversaciones con los demás, en espacios compartidos en los que existe ruido ambiental, la comunicación puede ser más difícil, sobre todo para los niños/as que presenten Trastorno del Lenguaje. Los movimientos que hacemos con nuestro cuerpo al hablar pueden transmitir un mensaje, haciendo que la conversación sea más eficaz y agradable. En la mayoría de las ocasiones utilizamos este lenguaje corporal de forma simultánea a la comunicación verbal: giramos la cabeza hacia los lados para decir no o expresar desacuerdo, señalamos para indicar lo que queremos o simplemente nos hacemos entender dirigiendo la mirada hacia una dirección determinada.

Podemos expresar lo que queremos decir con las manos y la expresión de nuestros ojos, asegurándonos de que nuestro cuerpo expresa lo que realmente pretendemos decir mientras hablamos. Existen muchos gestos que podemos hacer con la cara, con la cabeza y con las manos para que la comunicación sea más eficaz. Si miramos a la persona que nos habla de forma atenta, mientras asentimos con la cabeza, puede indicar que estamos entendiendo lo que nos dice y que estamos interesados. Sin embargo, si nos distraemos mirando hacia los lados podemos dar la impresión de que nos aburrimos o no nos interesa lo que nos están diciendo. Esto también funciona al revés. Si somos nosotros los que contamos algo y vemos estas conductas, podemos cambiar de tema si nos damos cuenta que nuestro interlocutor se aburre.

Gesticular con las manos también sirve de ayuda. Señalar para reforzar lo que estamos pidiendo o aclarar de lo que estamos hablando, indicar el tamaño de algo, decirle a alguien que se acerque, etc. Sin darnos cuenta, nos comunicamos con gestos cada día y necesitamos saber qué significan estos gestos que hace la otra persona para entender lo que nos está diciendo. Los niños/as con Trastorno o Retraso del lenguaje o con Autismo tienen dificultades para comprender el lenguaje oral, así como los gestos que lo acompañan. El entrenamiento en el uso y comprensión del lenguaje corporal puede mejorar las situaciones comunicativas en estos niños/as.

Sobre la autora:

Asunción Navajas Santos.

Logopeda. Col/29-1282

Máster ABA. Análisis aplicado de la conducta en autismo y otros trastornos del desarrollo.

Técnico educación infantil.

Actualmente cursando el Máster de Neuropsicología

Otros artículos: