MATERIALES QUE SE USAN EN LOGOPEDIA - Psicoabaco
16682
post-template-default,single,single-post,postid-16682,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.3.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

MATERIALES QUE SE USAN EN LOGOPEDIA

MATERIALES QUE SE USAN EN LOGOPEDIA

En este artículo vamos a comentar algunos de los materiales que usamos en logopedia. Muchas veces explicamos a los padres que hemos utilizado un depresor o un metrónomo y, en la mayoría de los casos, no conocen estos materiales o no sabían que se usaban también en logopedia.

 

El depresor es uno de los materiales que más se usan. Cuando un niño/a no puede articular bien un sonido, usamos el depresor para ayudarle a colocar la lengua en la posición correcta. Además, también se usa en ejercicios para aumentar el tono muscular de los labios, por ejemplo, colocando peso en los extremos del depresor que el niño/a tendrá que sostener durante un tiempo determinado.

 

En el ámbito de la alimentación, podemos usar espesante para que la persona que presenta dificultades para tragar, pueda hacerlo con menos dificultad. Con el espesante cambiamos la textura o la densidad de algunos alimentos.

 

El metrónomo es un instrumento que se usa en música pero que también podemos usar en logopedia para marcar el ritmo o la velocidad del habla y la lectura. Se usa en casos de tartamudez y también cuando la persona habla muy deprisa o muy despacio.

El espirómetro se usa en logopedia para medir la capacidad pulmonar en relación con el tipo de respiración que realicemos.

 

El espejo de Glatzel consiste en una placa de acero quirúrgico que tiene dibujadas seis líneas semicirculares y que puede utilizar un otorrino o un logopeda. Se coloca entre la nariz y el labio superior y sirve para valorar la respiración y la fonación.

 

Estos materiales están a disposición de cualquier persona. Sin embargo, se necesita una formación específica para que su uso sea adecuado según las necesidades de cada persona y de lo que queramos conseguir. Si, por ejemplo, queremos reducir el tono muscular, podemos conseguir el efecto contrario si no usamos bien estos materiales, es decir, que aumente el tono muscular.

 

Existen muchos materiales para trabajar en logopedia. Sin embargo, en muchas ocasiones tenemos que ser creativos para adaptar los recursos de los que disponemos. Además de los comentados en este artículo, existen libros, juegos, etc., para trabajar otros aspectos como discriminación visual, comprensión y expresión escrita y oral, aumentar el vocabulario, etc.

 

Los materiales son una parte importante para que la intervención tenga éxito, sobre todo en atención temprana y en la etapa escolar, donde los materiales deben ser lúdicos y motivadores para los niños/as. No siempre disponemos de todo el material necesario en cada caso. Como hemos comentado antes, tenemos que ser creativos, creando materiales específicos e innovando.


Sobre la autora:

Asunción Navajas Santos.

Logopeda. Col/29-1282

Máster ABA. Análisis aplicado de la conducta en autismo y otros trastornos del desarrollo.

Técnico educación infantil.

Actualmente cursando el Máster de Neuropsicología