VERANO Y FELICIDAD

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

VERANO Y FELICIDAD.  

Queridos lectores, llega el verano y como es normal asociamos esta estación del año a felicidad, descanso, vacaciones y bienestar. Sin embargo, según las estadísticas también es la época en la que se producen más separaciones entre parejas y más conflictos intra-matrimoniales, y todo parece estar asociado a que es el momento en el que más tiempo pasamos con nuestras parejas, por lo que los roces son mayores e incrementan los puntos de vista diferentes en la relación.

Durante la vorágine del resto del año, todos estamos tan ocupados, que no da pie a que la relación se deteriore, siendo en verano, el momento en el que se supone que tenemos que descansar y disfrutar de la familia, cuando se hacen evidentes las discrepancias entre las parejas.

A esto se le une la falta de rutina en los hij@s, algo que también deteriora y desgasta la convivencia en esta época, ya que los niñ@s se resienten y pueden aparecer problemas relacionados con los hábitos básicos como la alimentación, el sueño o la higiene, generando situaciones de estrés.

Es por ello que hoy os vamos a dar una serie de consejos para conseguir sacarle el mayor jugo al verano, y que este verano sea inolvidable y feliz para toda la familia.

  • Establecer una rutina: Aunque el verano está para romper rutinas, la rutina nos aporta seguridad y bienestar por lo que es necesario si tenemos niñ@s pequeños establecer rutinas con ellos para que la cosa no se nos desmadre del todo y que todo lo conseguido a lo largo del año no se vaya por la borda. Para ello sería interesante en la medida de lo posible y los días que las vacaciones lo permitan, establecer horarios para irse a dormir, para las comidas, etc… es cierto que en verano tendemos a trasnochar más, levantarnos tarde, quedar con amigos para comer, cenar etc.. y no pasa nada por cambiar la rutina esos días, pero recuerda, sí es necesario mantenerla los días que sea posible.
  • No hacer nada: Muchas personas aprovechan el verano para hacer cosas que van dejando a lo largo del año porque no tienen tiempo, y pretenden hacer todo aquello que no han podido, durante las vacaciones, considerándose esto un enorme error. Las vacaciones están para descansar y perder el tiempo, pero no para seguir atareado y ocupado. Para tener sensación de descanso y felicidad debes: NO HACER NADA.
  • Vivir el presente. Respirar y Hacer Mindfulness, nos pasamos la vida pensando en el futuro y en el pasado, y no nos paramos a vivir y saborear el presente. Ser conscientes de lo que hacemos en todo momento, evitar ir en piloto automático y parar un momento nuestra mente rumiante haciendo meditación, nos va a ayudar a sentirnos más felices.
  • Hacer cosas que te gustan: Dedicarte un tiempo a ti mismo en vacaciones, a hacer cosas que te resultan gratificantes ocasiona que te sientas bien contigo mismo y aumenta tu sensación de felicidad, aumentando también tu autoestima. Igualmente esas cosas que te gustan se pueden compartir también con tus hj@s y tu pareja. Viajar, visitar parques, museos, ir al cine, a la playa, leer, tomar el sol… son cosas que asociamos al verano y que aumentan nuestra felicidad.

Esperamos que estos consejos os sean de utilidad y podáis disfrutar a tope de este ansiado verano deseándoos toda la felicidad posible.

Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es MG_9886-scaled-e1603450781246-608x1024.jpg

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.

Otros artículos: