LA IMPORTANCIA DE LA ESTIMULACIÓN EN EL DESARROLLO DE LOS HIJOS

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Durante los cuatro primeros años de vida, los seres humanos realizan los aprendizajes más importantes de su vida. Es por ello, que como padres, debemos aprender a estimular para conseguir un desarrollo adecuado. Tan importante es estimular de una forma adecuada, como hacerlo inadecuadamente, no estimular, o incluso, sobre estimular.

 

Hoy os damos algunos consejos para llevar a cabo una correcta estimulación a nuestros hijos.

 

El primero de todos es enseñar al niño a llevar a cabo tareas que sean acordes a su edad. Para ello vamos a regirnos por un criterio muy claro, vamos a enseñar al niño a realizar una determinada tarea en el momento en el que esté preparado. Por ejemplo, vamos a enseñar al niño a ducharse solo, cuando tenga capacidad para vestirse o desvestirse de forma autónoma, pueda graduar el agua etc…

 

El segundo consejo es que podemos estimular aprovechando todas las situaciones cotidianas que el día a día nos brinda, sin tener porque hacerlo obligatoriamente en un contexto terapéutico. Por ejemplo, enseñarlo a preparar la merienda, antes de ir al parque; hacer la mochila antes de ir a natación…e ir enseñando tareas, en función de las situaciones diarias que el niño tiene que llevar a cabo.

 

Nuestro tercer consejo sería acordaros de que no es adecuado forzar al niño a realizar tareas que no sean acordes a su edad. Nos encontramos con padres que piensan que adelantando el aprendizaje de sus hijos, van a conseguir que sus hijos sean más inteligentes. Sin embargo, esto no es así, y lo que vamos a conseguir forzando una sobre estimulación es que el niño muestre rechazo a realizar determinadas tareas, y que sus padres no vean cumplidas las expectativas con sus hijos, lo que puede generar una enorme frustración, tanto en los padres como en los hijos.

 

Como último consejo, comentaros que si en algún momento notáis que el desarrollo evolutivo de vuestro hijo está siendo más lento, o por el contrario más acelerado de lo normal; debéis contactar con un especialista, para que lleve a cabo alguna valoración y os indique que hacer en cualquier caso.

 

Fdo. Pilar Muñoz Alarcón.

 

 


Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.

 

Otros artículos: