LA IMPORTANCIA DE LA UNIÓN DE LOS PADRES EN LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Uno de los pilares básicos en la educación de los hijos, junto con el sentido común y el ser consecuente con lo que se hace y dice, es el estar unidos ambos padres frente a los hijos.

Educar a nuestros hijos es una tarea difícil, dado que no siempre nos sentimos con plena capacidad para llevar a cabo normas y límites, a veces no tenemos tiempo, y en otros casos, priorizamos otras cuestiones frente a la correcta educación. Esto da pie a que a veces consintamos más de lo que debemos, cedamos a presiones o chantajes de nuestros hijos, e incluso terminemos discutiendo con nuestra pareja por falta de criterio y no estar de acuerdo. Es por ello que el articulo de hoy esta centrado en como podemos mejorar nuestra relación con nuestra pareja, para, de esta manera, ejercer una correcta educación en nuestros hijos, ya que nuestros hijos van a estar bien, si nuestra relación de pareja va bien. Me encuentro muchas veces con padres o madres que tras haber sido padres se han olvidado de sus propias vidas, y los más importante, de sus parejas. Evidentemente tener un hijo te cambia la vida, y en muchos casos tenemos que renunciar a cosas que anteriormente hacíamos y ahora no vamos a poder seguir haciendo, pero es importante que esas renuncias, no afecten a la relación de los padres.

Ante todo, en una relación de pareja lo primero que vamos a analizar es si existe amor. El amor es un sentimiento vivo de afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno. Es también una fuente importante de autoestima para la persona, tener amor y sentirse amado, ayuda a la persona a estar más feliz. Es por ello que tener amor con nuestra pareja y sentirse amado/a nos va a ayudar a la hora de educar correctamente.

A continuación os dejamos una serie de consejos para mejorar nuestra relación de pareja, lo que se va a traducir como os decimos, en ejercer una correcta educación:

  1. Es importante tener proyectos comunes con tu pareja. Esto sería desde tener familia, a tener proyectos de mejora en la vida matrimonial: aspirar a una casa mejor, decorar juntos, hacer algún viaje, ir de vacaciones, etc…

 

  1. No exigir a la pareja renuncias u obligaciones que no se pueden llevar a cabo o que a la otra persona le va a hacer sentir mal. Renunciar a la vida laboral, a salir con amigos etc… no es beneficioso en la pareja, al igual que estar todo el día imponiendo al otro lo que debe hacer.

 

  1. Respetar los espacios de libertad. Es importante que en las parejas se respete el espacio de cada uno. Se debe buscar tiempo para la persona individualmente, la pareja y la familia. Por tanto es interesante buscar momentos para hacer aquellos que nos gusta de forma individual, salir a comprar ropa, tomar un café con una amiga, quedar con amigos para ver el fútbol etc… son actividades que se pueden hacer de forma individual. Es importante también como os decimos, tener tiempo para estar con nuestra pareja solos, actividades como ir al cine, visitar un museo, pasear, salir a cenar, o pasar un fin de semana romántico en un hotel, son actividades que debemos propiciar en pareja. Por último, y el tiempo más importante es el que pasamos en familia. Hacer actividades que involucren a todos los miembros de la familia, y pasar tiempo de calidad juntos, padres e hijos, es fundamental a la hora de ejercer una correcta educación.

 

  1. Aprender a tolerar y aceptar las diferencias del otro. No es bueno estar todo el día discutiendo con la pareja por tener puntos de vista distintos, ni tampoco pasar al extremo de no discutir nada y mantener de por vida diferentes puntos de vista. Nada es blanco o negro, intentar mimetizarse con la pareja, entenderlo y aceptarlo.

 

  1. No trasladar a la pareja solo mensajes pesimistas ni utilizarlo como paño de lágrimas. Intentar ser positivos, divertirse juntos y pasar buenos momentos.

 

  1. Los hijos no deben ocupar el primer lugar en la pareja. Los hijos son muy importantes en la pareja, pero es mucho más importante para el hijo que la relación entre sus padres esté bien. Cuando uno de los dos vuelca todo el amor en el hijo, genera en éste dependencia emocional, y eso interfiere en la pareja.

 

  1. Intentar no involucrar a familiares en las cuestiones de pareja ni de familia.

 

  1. La pareja no puede cubrir todo lo que una persona necesita, esto es, no puede ser padre, madre, amigo, compañero, hermano, jefe…. Hay a veces en las que se le exige a nuestra pareja que sea todo eso.

 

  1. Aprender a conversar y transmitir al otro. Establecer consensos, negociar, no estar continuamente reprochándose o gritándose. Mostrar interés por cómo le ha ido al otro el día, que ha hecho que le interesa etc…

 

  1. Importante tener intimidad con la pareja. Mantener viva la llama de la pareja en todo momento. Obligarse y buscar los momentos oportunos para ello. El hombre necesita intimidad para sentirse amado, la mujer necesita sentirse amada, para tener intimidad.

 

 

Fdo. Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga General Sanitaria.

Máster psicología Infanto/juvenil.

Col. No AN-05413.

 

 

 


Sobre la autora:

Pilar Muñoz Alarcón.

Psicóloga General Sanitaria.

Máster Psicología Clínica Infanto/ Juvenil por la AEPC.

Máster sobre intervención ABA en Autismo y otros trastornos del Desarrollo por la BACB (Behavior Analyst Certification Board).

Tutora de prácticum de grado y máster de las facultades de Psicología de Sevilla, UNED y UNIR.

Coordinadora del grupo de Trabajo de Atención Temprana del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental (COPAO).

Directora del Centro de Psicología Infantil ÁBACO.

 

Otros artículos: