NACER EN DICIEMBRE, ¿MÁS TRASTORNOS DEL APRENDIZAJE?

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Los últimos estudios reflejan que los niños nacidos en diciembre tienen un 33,7% más de posibilidades que los nacidos en enero de presentar trastornos del aprendizaje, según datos del sistema público catalán en 2016. En general, este tipo de trastornos, como la dislexia, han aumentado en los últimos años, aunque también han aumentado los diagnósticos inespecíficos.

 

El mes de nacimiento puede influir a la hora de realizar este diagnóstico. Los niños nacidos en diciembre pueden mostrar dificultades debido a que necesitan madurar, por lo que una vez más destacamos la importancia de una evaluación adecuada para determinar cuáles son las dificultades reales que presenta el niño/a y poder intervenir de forma adecuada.

 

Otro dato de este estudio explica que estas dificultades se presentan el doble en niños que en las niñas, así como menos casos en niños/as de origen extranjero, posiblemente por un menor nivel de exigencia de los padres. Ya sea porque exista un trastorno o por un retraso madurativo, estos niños/as son conscientes de sus limitaciones, generando inseguridad y baja autoestima. El niño/a ve que sus compañeros/as avanzan más rápido y esto puede generar más frustración y fracaso escolar.

 

Hoy en día, los niveles de exigencia hacia los niños son mayores y algunos aprendizajes, como la lectoescritura o los idiomas empiezan a enseñarse a edades cada vez más tempranas. Esto no supone un inconveniente en el caso de que el niño/a pueda afrontarlo sin dificultades, pero, en el caso de los niños/as que no tengan las habilidades necesarias, ya sea por presentar un trastorno o por falta de madurez, pueden ser un inconveniente para su desarrollo.

 

Según el informe, además de los trastornos del aprendizaje, los trastornos en el habla y el lenguaje son los más frecuentes. La diferencia del mes de nacimiento afecta a los diagnósticos inespecíficos, mientras que los diagnósticos de trastornos específicos, como el Trastorno del Lenguaje, no varían según el mes de nacimiento. Un problema para estos niños/as es el sistema educativo actual, ya que necesitan una metodología más abierta que se pueda adaptar a las necesidades específicas de cada niño/a o a al ritmo de aprendizaje de cada uno, sobre todo cuando existen dificultades de aprendizaje.

 

Cada niño/a tiene su propio ritmo de desarrollo, tanto los que presentan un trastorno como los que no lo tienen. Los niños/as que nacen en los últimos meses del año van a necesitar más tiempo de maduración, sin que esto suponga una diferencia significativa con el resto de sus compañeros/as. Sin embargo, en muchas ocasiones saltan las alarmas cuando el niño/a no habla tan temprano como los demás o le cuestan más ciertos aprendizajes. Una valoración de las dificultades y puntos fuertes del niño/a nos va a indicar si realmente existe un trastorno o si se trata de un problema evolutivo.

 

Fdo. Asunción Navajas Santos.

 


Sobre la autora:

Asunción Navajas Santos.

Logopeda. Col/29-1282

Máster ABA. Análisis aplicado de la conducta en autismo y otros trastornos del desarrollo.

Técnico educación infantil.

Actualmente cursando el Máster de Neuropsicología

 

Otros artículos: