EL APRENDIZAJE DE VERBOS EN EL T.E.L.

El trastorno específico del lenguaje (SLI, por sus siglas en inglés), es un trastorno de la comunicación que interfiere en el desarrollo de las habilidades del lenguaje en niños que no tienen pérdida de audición o discapacidad intelectual.

Comparte en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El aprendizaje de verbos en el TEL

El trastorno específico del lenguaje (TEL), está relacionado con funciones cognitivas como la memoria, la atención y funciones ejecutivas. Estas funciones cognitivas, según los últimos estudios, pueden tener relación con las dificultades gramaticales que observamos en los niños/as con trastorno específico del lenguaje, sobre todo el aprendizaje de verbos, así como con el tiempo de reacción en la realización de estas tareas.  

Los niños/as con TEL tienen un vocabulario limitado, tardan más tiempo en identificar los verbos irregulares que los verbos regulares, así como tardan más tiempo en identificar los verbos en tiempo pasado que verbos en presente, en comparación con niños/as que no presentan el trastorno. Tienen dificultades para pronunciar los diptongos y las palabras polisilábicas, para la concordancia del género y número, uso de artículos y pronombres. Además, tienen problemas a la hora de almacenar y recuperar la información lingüística de la memoria a corto y a largo plazo. Se caracterizan porque, a pesar de la intervención, el lenguaje no de desarrolla correctamente. Estos niños/as van a presentar aún más dificultades cuando la información se les da muy rápido, ya que van a omitir los elementos que son menos importantes para entender lo que le estamos diciendo. Estos problemas afectan tanto a la comprensión como a la producción.

En lo que se refiere a las funciones cognitivas, los mecanismos involucrados en el aprendizaje están alterados, así como la atención, la velocidad de procesamiento y la memoria. Van a cometer más errores y, además, lo van a hacer durante más tiempo que los niños que no presentan este trastorno, debido a que les cuesta planificar y ejecutar una tarea, así como inhibir las respuestas que no son correctas. Estos niños/as suelen tardar más tiempo o son más lentos tanto en la comprensión como en la expresión del lenguaje, dificultad que se acentúa más cuando la lengua es el inglés.

Como hemos comentado en otras ocasiones, para diagnosticar un trastorno específico del lenguaje es necesario descartar que los problemas que observamos en el niño/a no se deban a un déficit auditivo, a lesiones cerebrales, discapacidad intelectual u otros trastornos del desarrollo.  A pesar de la heterogeneidad del TEL, las dificultades a nivel gramatical las podemos observar en todos los niños/as con el trastorno. Los errores que comenten en los verbos en tiempo pasado son un marcador claro de los niños/as con TEL. Por otro lado, cuando los niños/as con pequeños y la memoria aún se encuentra en desarrollo, se producen las regularizaciones de los verbos irregulares, por ejemplo, cuando dicen yo sabo en lugar de yo se. Los verbos irregulares los almacenamos en la memoria, mientras que los regulares los aprendemos a través de las reglas morfológicas.

Sobre la autora:

Asunción Navajas Santos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es MG_6812-e1451479568270.jpg

Logopeda. Col/29-1282

Máster ABA. Análisis aplicado de la conducta en autismo y otros trastornos del desarrollo.

Técnico educación infantil.

Actualmente cursando el Máster de Neuropsicología

Otros artículos: